Skip links

ARMONIA ENTRE GENERACIONES PARA EMPRENDER EN GRANDE.

Una mejor relación entre generaciones permitirá emprender en grande. Indudablemente cuando superamos los 50 años de vida nos encontramos con sentimientos de conciencia que nos llevan a pensar sobre el pasado. Si lo que hoy conocemos, lo hubiéramos sabido cuando teníamos 20 años; seguramente nuestro resultado sería mucho más interesante. Vale la pena preguntarse qué hizo que no se entendieran esas cosas cuando éramos jóvenes. Estábamos convencidos de ser dueños del mundo y muchas veces fuimos muy arriesgados para actuar. Inclusive, a veces equivocados por no tener lo que a los 50 años se tiene, madurez, claridad, y una visión diferente.

Debemos entender que hemos sido diseñados de esta manera para que las experiencias vividas lleguen a ser nuestros verdaderos formadores de nuestro crecimiento.  Lo más curioso de esto, es que los jóvenes ven a los mayores como viejos anticuados y no prestan atención a sus recomendaciones. Por el contrario, los mayores ven a los jóvenes como inmaduros, desubicados y facilistas. Equivocadamente se ha creado una competencia entre generaciones entrando a cometer un grave error de creencias que nos frenan para emprender en grande.

Aunando esfuerzos entre generaciones

Hoy te invito a pensar un poco más allá y analizar qué tan interesante seria que los jóvenes lograran respetar y valorar más a los mayores. De igual manera, que los mayores respetaran y valoraran a los jóvenes. Esto sería lo más productivo que podemos hacer entre todos para emprender en grande. La energía, el arrojo y el emprendimiento de los jóvenes se deben unir a la madurez y experiencia acumulada de los mayores.

Recordemos que los jóvenes saben cosas que los mayores no saben y también recordemos que los mayores también saben cosas que no saben los jóvenes. Definitivamente unir estas dos generaciones con un mismo propósito nos llevaría a tener un mejor resultado donde la humanidad se beneficiará altamente.

Creo que en ambos casos es cuestión de ego, falta humildad para entender que otro sabe lo que yo no sé. Con esto, estaré abierto a aprender más para enriquecer mis valores para ponerlos al servicio de los demás.

¿Ahora, qué debemos hacer?

Sencillamente mejorar nuestra comunicación con esta generación y enseñarles a los chicos desde sus hogares en su primera infancia a mantener una comunicación respetuosa. Esto quiere decir, volver a enseñar aquellas reglas de oro que hacen que se mantenga el respeto mutuo para que las acciones de estos jóvenes sean las adecuadas. Para que esto sea efectivo y haya simbiosis entre generaciones, es claro que los responsables de esta realidad finalmente somos los mayores. Por esto, llegó la hora de hacer un cambio radical en nuestra posición para poder mejorar nuestra armonía generacional.

Por lo tanto, debemos admitir que nos necesitamos para llevar la vida a otro nivel de resultados y que solo unidos bajo una misma visión lo lograremos. Si eres un emprendedor en grande, que entiende esta posición, sin lugar a dudas podrás sacar adelante cualquier idea de emprendimiento que se te ocurra.  ¡Adelante, da el paso!

Puedes también ver otros contenidos en Bigu “Escuela de Liderazgo Integral”

Jairo Pérez Montoya @jairoperezmontoya

Educador en el ser y Emprendedor 

Licenciado en Biología y Química

Diplomado en PNL

Leave a comment

  1. Sensacional el artículo, dónde se evidencia que las nuevas generaciones son menos preocupas por aprender, la sabiduría y experiencia que tienen los mayores es invaluable. Gracias comprende por abrir los ojos a los más jóvenes para tener una mejor y mayor comunicación con personas de otras generaciones.

  2. Post comment

    David Fernando Mora Andrade says:

    Gracias por la información y la colaboración!

  3. Excelente Jairo. La comunicación transgenaracional no solo es importante es clave para llevar a cabo una idea, en particular un emprendimiento. Aprender de la madurez y experiencia de los mayores y combinarlos con el ímpetu, la rebeldía y el manejo de nuevas tecnologías del joven, es un coctel ganador.

  4. Gracias Jairo
    Muy buen artículo estoy,de acuerdo que tanto los jovenes como los adultos necesitamos uno del otro para seguir aprendiendo de las nuevas ideas de ellos y ellos de nosotros. Empieza desde el hogar ese aprendizaje porque ellos nos ven a nosotros como su referente. Muy buen mensaje.